jueves, 15 de julio de 2010

Ley asesina


Tras la resaca informativa de la consecución de la copa mundial de futbol por España, acabo de leer una noticia que me ha dejado anonadado. El pasado 13 de Julio el ministro de asuntos exteriores de Irán desmintió en Madrid la conmutación de la pena de lapidación de Sakineh Mohammadi Ashtiani.

Ashtiani, que es madre de dos hijos, está encarcelada desde 2005, en el año 2006 fue condenada a recibir 99 latigazos por “mantener una relación ilícita con dos hombres” y posteriormente condenada a morir lapidada.

Es curioso que en el juicio dos de los cinco jueces la declararon inocente, los otros tres la condenaron basándose en “el conocimiento del juez” un principio de la legislación iraní que permite condenar sin necesidad de pruebas concluyentes. ¡Y nos quejamos de nuestros jueces!

Por dos veces la comisión iraní de Aministía e Indulto se lo ha denegado ratificando la condena a muerte confirmada por el Tribunal Supremo en 2007. En cualquier momento esta sentencia se puede cumplir. Asesinada a golpes de piedra, como hace dos mil años.

Yo quisiera saber qué condena merecen estos jueces asesinos. En la religión islámica será muy grave el adulterio, ¿y el asesinato?. Porque de eso se trata. Eso ni es justicia ni se le parece sino un asesinato bestial. Y mientras los musulmanes no tomen cartas en el asunto, eviten estos excesos y demuestren que eso no cabe en su religión muchos los consideraremos cómplices de asesinato.

No es mi intención comparar las religiones, pero creo que ninguna excepto el Islam consiente en la actualidad que en su nombre se cometan estas aberraciones. El día que la citada religión condene públicamente estos y otros hechos parecidos y quede derogada la llamada “ley islámica” me la envainaré, entre tanto: lo dicho.


Y nuestro inefable juez Garzón, nuestro superman defensor de los derechos humanos, ¿qué hace al respecto?. Nada. Más callado que el cadáver al que pretendía encausar. Si quiere aquí tiene trabajo. Lleve a sus compañeros de profesión ante los tribunales internacionales por crímenes contra la humanidad. Esta es la lucha donde queremos verle, no procesando a los muertos. Ahí será apoyado por la inmensa mayoría de este país y quizá podrían evitarse nuevos crímenes.

Me temo que no está por la labor.

Fuente: La fotografía está distribuída por A.I.

6 comentarios:

  1. Lo curioso es que no se condena el adulterio, sino el adulterio femenino. En un caso muy similar fue cuando dijo Jesús: "quien esté limpio de pecado que tire la primera piedra".
    En cuanto a la justicia, en general deja mucho que desear, ya que por delitos inferiores hay personas que reciben castigos mucho mayores que aquellas otras personas que no pueden pagarse una buena defensa. Ya hace años que Pedro Pacheco, alcalde de Jerez y líder destacado del Partido Andalucista, dijo que "la justicia es un cachondeo", algo que tuvo bastante trascendencia, pero que visto lo visto me temo que seguirá opinando lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. Señor Tajafuerte:Muchas gracias por sus palabras desde Tudela, la capital de la Ribera de Navarra, la antigua Tutela de los romanos.
    Con el nombre de esta ciudad, la Historia nos ha dejado un Acuerdo de Tudela, una Batalla de Tudela, una Liga de Tudela, un Tratado de Tudela y unas Vistas de Tudela.
    Desde el Valle del Salnés, en las Rías Baixas gallegas, correspondo a su saludo.

    ResponderEliminar
  3. Jose María Pz. Villarreal17 jul. 2010 12:30:00

    Aberrante es la letal misoginia con que se pone en práctica el Islam en Irán. Comparto vuestra repugnancia, ¿cómo no?. Aunque me pregunto si hay alguna religión libre de pecado, pues todas o casi todas (por dejar algún resquicio a la esperanza) me parecen misóginas. También, desde luego, la que se practica en el Vaticano. Porque, ¿cómo calificar, sino, la “lapidación moral” de las mujeres en que incurren los jueces o fiscales del Vaticano (la Congregación de la Doctrina de la Fe) al condenar, como falta muy grave, su ordenación sacerdotal?

    ResponderEliminar
  4. Amigo Jesús, efectivamente la historia de Tudela es importante. Te has olvidado de lo que hoy día es nuestro emblema: las verduras. Así como vosotros tenéis un marisco exquisito, nuestros cogollos, alcachofas, espárragos, borrajas y en general toda clase de verduras alcanzan una merecidísima fama. A nuestra edad la gastronomía basada en estos productos es primordial.
    Un cordial saludo desde la ciudad de La Mejana.

    ResponderEliminar
  5. José María, por supuesto que ninguna está libre de pecado, y menos en el pasado. Repecto al asunto de la ordenación de las mujeres, aun estando de acuerdo contigo, admito que para algunas personas puede ser un tema opinable. Lo que no admite justificación de ninguna clase es la lapidación real amén de otras prácticas criminales y vejatorias. Como siempre, un placer saludarte.

    ResponderEliminar
  6. No solo la lapidación, si no el ahorcamiento y echar ácido a los ojos, están en plena edad media parece que a los mandamases no les interesa evolucionar, perderían el poder.

    Saludos desde la sombra del Corazón de Jesús

    Chema

    mi web por si te interesa www.ciudadtudela.com

    ResponderEliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...