sábado, 12 de noviembre de 2022

El regalo


 
Caminando por la calle
vi este fermoso regalo
que a una enfadada vecina
en la puerta le han dejado.
Ella, con mucha ironía
y amabilidad, le ha dado
las gracias en un papel
con el siguiente recado:
“Mil gracias por el presente,
tan solo le falta el lazo”.
Ni corta ni perezosa
al escrito lo ha pegado.
El desaprensivo dueño
de un perro de tal tamaño,
después de dejar la mierda,
se dio el piro con buen paso.
Y la paciente vecina
todavía está esperando
que tan ejemplar viandante
cumpla como un ciudadano,
recogiendo ese mojón
de un lugar que le es extraño,
lo limpie con pulcritud,
aunque sea con la mano
y deje el sitio impoluto 
como lo había encontrado.


Felipe Tajafuerte. 2022

(Dedicado a mi amiga Coral que se encontró el regalito en la puerta de su casa)

martes, 8 de noviembre de 2022

Testamento

 



He vivido mi vida,
y no me ha ido mal.
Con altibajos. Como suele ser.
No sé cuánto me queda.
Tampoco me preocupa.
Sólo me inquieta el cómo,
porque el último lance
lo deseo apacible y rápido.
Sin molestar. Por eso,
quiero que, una vez me haya ido,
se bloquee el candado de los llantos
y se cierre el camino a la tristeza.

Que, en las noches en blanco,
no verdeen las lágrimas,
tan solo las precisas para un alivio urgente.
Que haga mutis la turbia duermevela,
el sueño cierre párpados
y la luz del sosiego
apague los insomnios.

Entre tanto, que afloren mis poemas
sin reservas,
que los acoja el aura de los valles
o los guarden las nubes en su añil.

Porque, naturalmente, todavía, no quiero
pasar a mejor vida.

Me conformo con la que ahora tengo.


Felipe Tajafuerte.2022


jueves, 29 de septiembre de 2022

De madrugada

 




Muere la luna llena
llegando el alba
y afloran sueños rotos
de madrugada.

Vuelven los mirlos blancos
cada mañana
pintando el sol de trinos
y de añoranzas.

Murmuran los arroyos
glosas al agua
y los cantos rodados
sugieren calma.

Hay un vaivén de sombras
en lontananza
y el horizonte gris
se torna llama.


Felipe Tajafuerte. 2022

martes, 26 de julio de 2022

De nuevo en la calle

 


¡Ya está otra vez aquí!
Con su faz morenica
la Abuela se incorpora a los festejos.

De nuevo albahaca, cera
y, sobre el blanco, los pañuelos rojos,
perfumados de incienso y de mejana.

Otra vez arden jotas
avivando rescoldos aun latentes
de jolgorio.

Los adoquines, de nuevo, se impregnan
de sonrisas y pasos expectantes.

Procesión. ¡Otra vez la procesión!

En las vetustas calles de Tudela
comparece, de nuevo, Santa Ana.

Felipe Tajafuerte. 2022

viernes, 29 de abril de 2022

Moncayo

 


Como nimbos de un cielo añil plomizo
la cumbre del Moncayo se perfila
curvilínea. El céfiro desfila
por laderas que esbozan un hechizo

gris cóncavoconvexo. El calizo
bucle de los peñascos, retahíla
berroqueña y salvaje, se deshila
por arroyos de musgo escurridizo.

Hay que mirar el llano de la altura
donde las nubes bailan con los ruejos
y esbozan los collados con premura

su deriva. Se agosta, a lo lejos,
el cauto atardecer que se desliza…
y una luna de nácar cristaliza.


Felipe Tajafuerte. 2022  

martes, 19 de abril de 2022

Tetrástrofo monorrimo

 


Ahora voy a emprender una cuaderna vía,
versos alejandrinos que entrañan maestría.
Dan sensación, sin duda, de cierta tiranía
que después se conforma con febril energía.

Por haber concluido tan maléfica rima
se eleva hasta las nubes la encubierta autoestima
al llegar a buen puerto alcanzando la cima
de esta sutil tetrástrofa clásica monorrima.

Acabo tres cuartetos y lo hago muy sereno
con morfemas sencillos, sin ningún desenfreno,
sin verbos malsonantes, no hay por qué ser obsceno.
Y, así, sin más ni más, concluyo haciendo pleno.

Mirad aquí los clásicos versos hechos ariete.
Contemplad la cuaderna puesta sobre el tapete
de una vía intrincada sin tomar ni un clarete.
Espero no quedar como un vulgar zoquete.


Felipe Tajafuerte.2022

 

domingo, 3 de abril de 2022

Al Cristo de la caña

 


Le dieron por cetro una humilde caña
recogida en las últimas esquinas.
Para más inri de tan burda hazaña
ciñeron su cabeza con espinas.

Tejieron en su entorno una maraña.
Cubrieron sus espaldas ambarinas
con una sucia clámide. Con saña
exacerbada, las viles inquinas

surgieron por doquier en aquel juicio
sin sentido. Rencor de canto romo
culpando a un inocente del inicio

de un reino por el pueblo suspirado
del que sale este Cristo condenado,
convertido ipso facto en Eccehomo.


-Felipe Tajafuerte. 2022- 





Poema publicado en la revista de la
 Asociación de cofradías de Tudela Semana Santa. 

jueves, 31 de marzo de 2022

Cajero poeta

 


Introduje la tarjeta en la ranura adecuada. Elegí el importe preciso y, tras unos extraños jadeos, la pantalla mostró estas escamoteadoras redondillas:

Quizás prefiera el señor
que, en lugar de calderilla,
la presente ventanilla
con cajero seductor

suelte poemas de amor.
O, ¿tal vez le gustaría
cualquier otra poesía
de arte mayor o menor?

                                    Cien euros mucho mejor
                                    que tamaña insensatez
                                    -así respondí, ¡pardiez!- 
                                    al mudo interlocutor.



Felipe Tajafuerte.2022

miércoles, 9 de marzo de 2022

Invierno, árboles y haikus


 Sueñan los olmos

muertos con ramas vivas

en la llanura.




Cantan los álamos

eternas melodías

de luna llena.



Chopos altivos

olvidan lunas nuevas

en la hojarasca.


Felipe Tajafuerte Corral. 2022



jueves, 3 de marzo de 2022

Renace la Javierada

 


A mis amigos de "Tudelanos por Javier"


Comienza la Javierada.

Ya han emprendido la senda

que continuarán mañana.

 

Lluvia y cierzo en el camino

les espera desde el Yugo

por el Plano hacia Murillo

 

Después deberán llegar

hasta Gallipienzo Nuevo

y en Sangüesa terminar.

 

Vía crucis el domingo

por la mañana temprano.

Luego misa ante el Castillo

 

Renace, a pesar de todo,

la primera Javierada

de este 2022.


Felipe Tajafuerte Corral. 2022



martes, 1 de marzo de 2022

Pensamientos (Soleares)

 


Cuando alguien habla en plural,

por aislado que se sienta,

nunca piensa en singular.

 

Algunos lloran sus penas

ante el primero que escucha

ansiando que las comprenda.


Felipe Tajafuerte Corral. 2022

miércoles, 23 de febrero de 2022

Nanas para dormir a un libro


 

Rosario de aventuras

revolotean

sobre oníricos lances

que las acechan.

Duérmete libro

porque los sueños guían

a cualquier sitio.

 

Entra en el globo oscuro

de tus historias

repletas de aventuras

y paradojas.

Duérmete libro

que el mundo de las hadas

es quebradizo.


Aluniza la noche.

Cierra tus hojas,

que se apaguen las vidas

que de ellas brotan.

Duérmete libro,

que cuando aceche el “coco”

estés dormido.


Felipe Tajafuerte Corral. 2022


sábado, 19 de febrero de 2022

Tetrástrofo monorrimo

 


Ahora voy a emprender una cuaderna vía,

versos alejandrinos que entrañan maestría.

Dan sensación, sin duda, de cierta tiranía

que después se conforma con febril energía.

 

Por haber concluido tan maléfica rima

se eleva hasta las nubes la encubierta autoestima

al llegar a buen puerto alcanzando la cima

de esta sutil tetrástrofa clásica monorrima.

 

Acabo tres cuartetos y lo hago muy sereno

con morfemas sencillos, sin ningún desenfreno,

sin verbos malsonantes, no hay por qué ser obsceno.

Y, así, sin más ni más, concluyo haciendo pleno.

 

Señoras y señores ya he salido del brete,

contemplad la cuaderna puesta sobre el tapete

de una vía molar sin tomar ni un clarete.

Espero no quedar como un vulgar zoquete.


Felipe Tajafuerte. 2022

 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...