viernes, 15 de marzo de 2019

Bardenas


Las Bardenas Reales de Navarra
con cabezos enhiestos, arcillados,
por la lluvia y el viento erosionados,
muestran la desnudez de la pizarra.

Abatida la cima se desgarra.
Los ruejos se deslizan como dados.
En sus yermos no pastan los venados
pero canta risueña la chicharra.

Un páramo de margas y espartales,
en su día refugio de bandidos,
donde pinta el tomillo y el romero

y conviven barrancos y canchales
de gruesos almendrones carcomidos
con pinos por el muérdago hechos tuero.






Del poemario Auras de mejana. Felipe Tajafuerte


jueves, 7 de marzo de 2019

Quintillas para una Javierada




Por desiguales caminos
para cumplir un deber
transitan hacia Javier
numerosos peregrinos
que prometieron volver.

Van a culminar la ofrenda

y también a descubrir
que Javier hace sentir
la seducción de la senda
por la que se debe ir.

Avanzan alborozados
por el penoso sendero,
pleno de boj y romero,
de vez en cuando hermanados
cabe cualquier compañero.

Llegan ya los peregrinos
por parajes sin igual

para la cita puntual
en busca de los destinos
del Navarro Universal. 




Felipe Tajafuerte. 2019


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...