martes, 10 de diciembre de 2019

Lenguaje inclusivo


Hace unos días me tocó acompañar a una escritora novel tudelana en la presentación de su primera novela. Comencé con el habitual saludo de "Bienvenidos todos". De inmediato alguien partidario del llamado lenguaje inclusivo me corrigió en voz alta: y todas. 

Reconozco que no soy políticamente correcto y, por tanto, no utilizo esas expresiones. Cuando digo todos, quiero decir todos.  En este plural castellano y castizo se incluyen hombres, mujeres, niños, niñas, curas, brigadas y militares sin graduación : Todos. De igual manera cuando se utiliza la locución todas las personas, por muy del género femenino que sea,  deben sentirse aludidas todas, incluso los machos ibéricos.

Los políticos tienen por costumbre empuercar todo lo que tocan. En esta ocasión el sufrido paciente es nuestro lenguaje. Cuando les oigo hablar, a pesar de mi desacuerdo, no digo ni pío. Allá ellos con su facundia. Solo pido una actitud recíproca y que se respete la mía.

En una charla reciente escuché hablar de los poetos. Sí, tal como suena: poetos. Me reservé la opinión y no dije ni esta boca es mía. En ocasiones, escribo poemas, con mayor o menor fortuna, no viene al caso. Si alguien quiere halagarme, por favor, que me llame, aún sin merecerlo, poeta o artista, a pesar de su género femenino. Nunca poeto o artisto. Les agradeceré el piropo y el buen uso lingüístico de las acepciones.

Que yo sepa, las palabras no tienen, a diferencia de las personas, sexo sino género, y éstos, en ocasiones, no coinciden. Con independencia de nuestro sexo, tenemos pelo, cara, orejas, boca, pecho, brazos, manos, piernas etc. cuyo género puede ser masculino o femenino. Los morfemas picha, polla, cola, y minga, tan propias del sexo masculino, tienen género femenino. Por el contrario, coño, chocho, bollo y carajo, tan femeninos ellos, tienen género masculino. Ambos sexos tenemos culo o ano y a los dos nos sirve para lo mismo.

Así que, por favor, señoras y señores partidarias y partidarios del lenguaje llamado inclusivo, déjennos en paz a quienes pretendemos tan solo utilizar correctamente nuestro idioma. Sigan ustedes sexando letras, como si fueran pollos, y utilizando las palabras cual les salgan de los ovarios o de los huevos, están en su derecho y no seré yo quien les corrija. 

En aras de ese lenguaje y de la igualdad, si quieren, pueden ustedes dirigirse a la Real Academia Española de la Lengua, hoy día lo admite casi todo, para que desaparezca de una vez el puto rabo de la a, tan masculino él. De esta manera, será igual de redonda que la o y, así, seremos igual de bobos, memos, mentecatos y tontos del culo, sin ninguna distinción.

Dado que, parece ser, hoy día, todos debemos pensar de modo semejante sé que algunos y algunas me tildarán de machista, facha e incluso troglodita. Son los adjetivos con los que se suele calificar a los que discrepan, discrepamos, del pensamiento oficial imperante. Por tanto, no me siento aludido ni ofendido. Tal vez lo hiciera si me llamaran machisto, facho o incluso troglodito. 

A pesar de todo, se agradece que utilicen correctamente el idioma, aunque sera para el insulto.

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Confidencias al cierzo

Ya está aquí el "segundico", recién salido del horno. Aún no tiene padrino ni fecha para su presentación en sociedad. Estoy en ello.

Confidencias al cierzo reune algunos de los escritos que he publicado asíduamente en este blog, dotados de un pequeño aggiornamento y, además de éstos, unos cuantos inéditos que he ido recopilando durante un vasto periodo de tiempo.  Como en mis poemas, en estos relatos, unos cortos, otros muy cortos y algunos un poquito más largos, ninguno llega seis páginas, se encuentra de todo un poco: amor, ternura, nostalgia, alegría, tristeza, humor, poesía e incluso erotismo. Cuenta con un breve e interesante prólogo titulado Escribir, publicar, aportado por Manuel Arriazu Sada, premiado escritor de cuentos literarios, que ha tenido la amabilidad de facilitármelo. Además, he añadido al final unas páginas con notas explicativas de ciertas narraciones y el consiguiente índice.

Como digo en el preámbulo, alguno de mis paisanos sentirá una sensación de déjà vu al leerlos puesto que ciertos cuentos tienen un trasfondo real, aunque, lógicamente, están alterados los lugares, los tiempos, los nombres e incluso los desenlaces.

Como me gusta tocar todos los pitos, la cubierta también la he diseñado yo, pero tampoco en esta ocasión he logrado maquetarla. Ahí me ha vuelto a echar una mano Manuel Arriazu.  La fotografía de la portada, que me pareció muy adecuada, la hice en un paraje muy bonito de El Bocal, a la orilla del Ebro. La de la contraportada es de mi amigo Ángel Álvaro que, como veis, me ha sacado más guapo y más joven. Les doy las gracias a ambos y al incombustible poeta Pepe Alfaro, cuyos consejos e indicaciones me han venido al pelo.

El libro sale al módico precio de 8 €  y estará en breve en las librerías Letras a la taza, Julio Mazo y El Cole. Si alguien quiere solicitarlo por correo. puede hacerlo a este e-mail: ftajafuertec@gmail.com facilitando la dirección en la que desean recibirlo. Daré contestación indicando la forma de hacer efectivo su importe. El costo final del envío por correo no se verá incrementado  con ningún gasto por este concepto.   

Espero que a quien lo adquiera le proporcione algún entretenimiento y lo disfrute. Mi deseo es que estos relatos dejen de ser confidenciales y sean conocidos por el mayor número de lectores. Al fin y al cabo, eso es lo que se pretende al publicar un libro: que sea leído.

domingo, 25 de agosto de 2019

Despertar



Al despertar,
los sueños se perciben,
por las mañanas,
como corolas ávidas de flores
marchitas en la tundra 
de los océanos.

Felipe Tajafuerte. 2019

viernes, 26 de julio de 2019

Octava real a Santa Ana



Tanto en la procesión o en su peana,
cuando el calor de julio reverbera,
la emoción que produce Santa Ana
pinta en el empedrado albahaca y cera.
Se le aplaude en las calles y mejana
porque es, de las abuelas, la primera.
Con su faz de aceituna y caramelo
de la vieja ciudad es el consuelo


Felipe Tajafuerte. 2019




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...