domingo, 29 de marzo de 2020

COVID 19 Segunda semana de confinamiento



Esta semana he seguido publicando cada día una décima alusiva al corona virus, todas con el mismo título genérico: COVID 19. Para aquellos que no estén muy puestos en la cosa de los versos, diré que la décima, también llamada espinela, es una estrofa formada por diez versos octosílabos con una rima característica, generalmente consonante, y fue inventada por Vicente Espinel en el siglo XVI. Su estructura es la siguiente: abbaaccddc.

Espero que mis publicaciones les sirvan a algunos para hacerles más llevaderos estos momentos tan difíciles. Con eso ya es suficiente.

COVID 19

VII (lunes)

No hay que ir a Tarazona
para conseguir el pan
y tampoco a San Adrián
porque existe en nuestra zona
una espléndida tahona.
Y en otra tienda cercana,
abierta muy de mañana,
aunque retornen los godos,
habrá papel para todos
sin ir a la Gran Manzana.

VIII (martes)

Parece de brujería,
pero es martes, me parece,
y menos mal que no es trece
el número de este día.
¡Adiós a la economía!
No podemos pasear,
sin embargo, al no comprar,
algo sin duda ahorraremos
y quizás aprenderemos
a ver y no malgastar.

IX (miércoles)

Es la segunda semana
con el covid 19.
Transcurre el día y no llueve.
Quisiera ir a la Mejana
o a rezarle a Santa Ana,
pero permaneceré
en casa de buena fe,
soñando lo que no veo
o leyendo algún TBO.
Mañana continuaré.

X (jueves)

En verdad estoy pensando
en este virus maldito
que se ha colado tan pito.
Los enfermos van sumando
y los muertos aumentando.
Todo el personal en pie
entona el “Resistiré”,
canción del Dúo dinámico.
Vamos a vencer el pánico
Que no nos falle la fe

XI (viernes)

A pesar de las alertas,
debe ser muy importante
que el perro orine al instante
en nuestras calles desiertas.
¿Es una excusa y aciertas?
Dicen que es estupidez
algunos. ¿Es mal jaez?
El animal no propaga,
mas el dueño quizá lo haga.
¿Es así? O no. Tal vez.

XII (sábado)

Son claras las instrucciones
para vencer la pandemia,
no hay que ir a la academia.
Dejemos las reuniones
y aparquemos los follones,
Haced de casa un belén
en lugar de un almacén.
Quizás una vez al año
pensar no nos haga daño
y lo pasemos fetén.
.

XIII (domingo)

Dicen que es una pandemia
lo que ahora padecemos
y más tarde pagaremos
Suena como una blasfemia,
tal como anemia y leucemia.
Es algo que da temor,
angustia, miedo, pavor…
Sin duda una cabronada,
pero la suerte está echada.
Tente en casa, por favor.

Y esto continúa, ¡vaya si continúa!


domingo, 22 de marzo de 2020

COVID 19 Primera semana confinados


A partir del martes pasado, durante el resto de la semana, para utilizar placenteramente mi tiempo de reclusión y entretener al personal, he venido publicando cada día en mi muro de facebook una décima (espinela) alusiva a la pandemia que nos trae a mal traer. Es mi intención seguir cada jornada con esta actividad, intentando aportar alguna pizca de humor. Quizás a alguien le venga bien. Estas son las que, hasta ahora, han visto la luz:


COVID 19


I (martes)

Estoy del corona virus
más allá de los congojos
porque me dejo los ojos
y no veo el retrovirus
y menos el antivirus.
Por ende, esta reclusión
me está creando adicción
a lavarme muchas veces,
como si tuviera heces,
con abundante jabón.

II (miércoles)

Ayer tocamos las palmas.
Hoy a encender linternicas
Es bueno que haya cosicas
para animar estas calmas
aunque nos llamen cansalmas.
Todo sea para bien,
pero rogamos también
que a los desfavorecidos
en esta lucha caídos
los recordemos. Amén.


III (jueves, festividad de San José y día del padre)

A los Josés y Josefas,
a los papás y abuelicos
que estáis en casa quieticos
dejaos de sinalefas
y de limpiar las cenefas.
No es tiempo de cotillones,
ni de ejercer de anfitriones.
Somos todos muy queridos
y aunque estemos recluidos
habrá felicitaciones.

IV (viernes)

Esto es el dolce far niente
Estamos todos varadados
y bastante acojonados
con los faic nius de la gente
pues no se sabe quién miente.
Irán los niños a clase
cuando esta alarma se pase,
y todos muy satisfechos
por superar estos hechos
abriremos otra fase.

V (sábado)

Hoy, sábado sabadete,
por prudencia callo el resto.
Me siento como en un cesto.
Maldito “corona vete”,
nos has metido en un brete.
De ésta, sin duda, saldremos
lo que ignoro es si podremos
volver a vivir como antes,
pero sé que de tunantes
tampoco nos libraremos.

VI (domingo)

Se vio ayer con alegría
adueñarse de la casa
una labor, siempre escasa,
llenando de poesía
el tedio de cada día.
Tenemos tal desazón
que campa la sinrazón.
Ojalá lluevan poemas,
pletóricos de morfemas,
que aneguen el corazón.


Continuará, lamentablemente, seguirá...

miércoles, 1 de enero de 2020

Imperativos para un nuevo año




Desempolvad los deseos
Pintad de rosas el año
Abandonad los recuerdos
iniciad un nuevo pacto

Desterrad los viejos miedos
Llenad de brisa el verano
Soñad despiertos los sueños
Bebed sin pausa el ocaso

Cortad el césped del tiempo
Cuidad los lirios del campo
Peinad las canas del viento
Sorbed liquen de los cantos

Vaciad de frío el invierno
Contad los idus de marzo
Captad la risa al momento
Convertid lo negro en blanco



Felipe Tajafuerte. 2020

martes, 10 de diciembre de 2019

Lenguaje inclusivo


Hace unos días me tocó acompañar a una escritora novel tudelana en la presentación de su primera novela. Comencé con el habitual saludo de "Bienvenidos todos". De inmediato alguien partidario del llamado lenguaje inclusivo me corrigió en voz alta: y todas. 

Reconozco que no soy políticamente correcto y, por tanto, no utilizo esas expresiones. Cuando digo todos, quiero decir todos.  En este plural castellano y castizo se incluyen hombres, mujeres, niños, niñas, curas, brigadas y militares sin graduación : Todos. De igual manera cuando se utiliza la locución todas las personas, por muy del género femenino que sea,  deben sentirse aludidas todas, incluso los machos ibéricos.

Los políticos tienen por costumbre empuercar todo lo que tocan. En esta ocasión el sufrido paciente es nuestro lenguaje. Cuando les oigo hablar, a pesar de mi desacuerdo, no digo ni pío. Allá ellos con su facundia. Solo pido una actitud recíproca y que se respete la mía.

En una charla reciente escuché hablar de los poetos. Sí, tal como suena: poetos. Me reservé la opinión y no dije ni esta boca es mía. En ocasiones, escribo poemas, con mayor o menor fortuna, no viene al caso. Si alguien quiere halagarme, por favor, que me llame, aún sin merecerlo, poeta o artista, a pesar de su género femenino. Nunca poeto o artisto. Les agradeceré el piropo y el buen uso lingüístico de las acepciones.

Que yo sepa, las palabras no tienen, a diferencia de las personas, sexo sino género, y éstos, en ocasiones, no coinciden. Con independencia de nuestro sexo, tenemos pelo, cara, orejas, boca, pecho, brazos, manos, piernas etc. cuyo género puede ser masculino o femenino. Los morfemas picha, polla, cola, y minga, tan propias del sexo masculino, tienen género femenino. Por el contrario, coño, chocho, bollo y carajo, tan femeninos ellos, tienen género masculino. Ambos sexos tenemos culo o ano y a los dos nos sirve para lo mismo.

Así que, por favor, señoras y señoros partidarias y partidarios de ese lenguaje mal llamado inclusivo, déjennos en paz a quienes pretendemos tan solo utilizar correctamente nuestro idioma. Sigan ustedes sexando letras, como si fueran pollos, y utilizando las palabras cual les salgan de las ovarias o de los huevos, están en su derecha o derecho, depende del sexo, y no seré yo quien les corrija. 

En aras de ese lenguaje y de la igualdad, si quieren, pueden ustedes dirigirse a la Real Academia Española de la Lengua, hoy día lo admite casi todo, para que desaparezca de una vez el puto rabo de la a, tan masculino él. De esta manera, será igual de redonda que la o y, así, seremos igual de bobos, memos, mentecatos y tontos del culo, sin ninguna distinción.

Dado que, parece ser, hoy día, todos debemos pensar de modo semejante sé que algunos y algunas me tildarán de machista, facha e incluso troglodita. Son los adjetivos con los que se suele calificar a los que discrepan, discrepamos, del pensamiento oficial imperante. Por tanto, no me siento aludido ni ofendido. Tal vez lo hiciera si me llamaran machisto, facho o incluso troglodito. 

A pesar de todo, se agradece que utilicen correctamente el idioma, aunque sera para el insulto.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...