martes, 8 de noviembre de 2022

Testamento

 



He vivido mi vida,
y la he vivido bien.
Con altibajos. Como suele ser.
No sé cuánto me queda.
Tampoco me preocupa.
Sólo me inquieta el cómo,
porque el último lance
lo deseo apacible y rápido.
Sin molestar. Por eso,
quiero que, una vez me haya ido,
se bloquee el candado de los llantos
y se cierre el camino a la tristeza.

Que, en las noches en blanco,
no verdeen las lágrimas,
tan solo las precisas para un alivio urgente.
Que haga mutis la turbia duermevela,
el sueño cierre párpados
y la luz del sosiego
apague los insomnios.

Entre tanto, que afloren mis poemas
sin reservas,
que los acoja el aura de los valles
o los guarden las nubes en su añil.

Porque, naturalmente, todavía, no quiero
pasar a mejor vida.

Me conformo con la que ahora tengo.


Felipe Tajafuerte.2022


5 comentarios:

  1. Precioso, como no puede ser de otra manera. Liova😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gusto volver a saber de ti, Cristina. Hace pocos días estuvimos en Cáceres y pasamos junto al portal de la casa en que viviías. Un beso.

      Eliminar
  2. Como siempre, me ha gustado mucho. Continúa deleitando a tus seguidores.

    ResponderEliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...