domingo, 3 de abril de 2022

Al Cristo de la caña

 


Le dieron por cetro una humilde caña
recogida en las últimas esquinas.
Para más inri de tan burda hazaña
ciñeron su cabeza con espinas.

Tejieron en su entorno una maraña.
Cubrieron sus espaldas ambarinas
con una sucia clámide. Con saña
exacerbada, las viles inquinas

surgieron por doquier en aquel juicio
sin sentido. Rencor de canto romo
culpando a un inocente del inicio

de un reino por el pueblo suspirado
del que sale este Cristo condenado,
convertido ipso facto en Eccehomo.


-Felipe Tajafuerte. 2022- 





Poema publicado en la revista de la
 Asociación de cofradías de Tudela Semana Santa. 

3 comentarios:

  1. Magnífico soneto. Estupendo que este publicado.
    Un saludo
    M. Nieves.

    ResponderEliminar
  2. Lo siento Felipe soy muy torpe con los envíos. Soy M.Nieves Soria y compartimos publicaciones en los certámenes de Santa Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, M. Nieves. No importa cómo lo hagas, simplemente el que uses tu tiempo para leerme es muy satisfactorio. Es muy probable que te conozca, pero en estos momentos no te pongo cara. Un cálido abrazo.

      Eliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...