sábado, 19 de abril de 2014

Al Volatín de Tudela


Hay en Semana Santa anécdotas  en Tudela
que contarse pudieran en cualquier vodevil
entre las que destaca una ceremonia insólita:
esa es, sin duda alguna, el famoso volatín.


Muñeco de madera articulado, figura
de Judas redivivo, da vueltas de perfil
y termina desnudo ante el público expectante
congregado en la plaza hasta que llega su fin.


Un petardo en la boca, con forma de cigarro
puro, ante sus narices estalla entre los mil
gritos atronadores de los niños presentes
anhelando balones sueltos a los que asir.


Es un acto esperado con enorme alegría
por todos los que gozan con el mundo infantil.
Los que en la ciudad moran disfrutan de la fiesta,
y también los que llegan de uno u otro confín.


Felipe Tajafuerte
2014

8 comentarios:

  1. Una curiosidad más de nuestras fiestas y celebraciones, en los blogs se aprende de todo. Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Ester, aprendemos cosas que no imaginábamos de todos los lugares. Saludos

      Eliminar
  2. ¡Algo distinto! ¡Original
    Y lo mejor, la forma de contarlo
    Que tengas una Feliz Pascua. Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una celebración documentada desde el siglo XVIII. Saludos

      Eliminar
  3. Vamos, que ya te lo decía: que a este paso, Pepe, te echa del curso.

    ResponderEliminar
  4. Imagino, Felipe, la alegría y la admiración de los niños al ver y participar de aquello.

    Saludos australes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además de un acto muy tradicional, del siglo XVII, se ha convertido también en un día muy especial para los niños que difrutan de lo lindo. Un abrazo

      Eliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...