sábado, 9 de febrero de 2013

Mediocridad nacional

Últimamente no suelo hacer mucho caso de todo lo que recibo por correo. Aquello que llama un poco mi atención le echo un vistazo, el resto lo borro directamente. En esta ocasión , quizá intuitivamente, abrí el archivo que se adjuntaba y mereció la pena, tanto es así que me he decidido, por una vez y en contra de mi costumbre, a copiar y pegar. Se trata de un artículo atribuido al humorista, dibujante, cantante, polifacético en fín, Antonio Fraguas De Pablos, más conocido como Forges. Aquí lo tenéis:

El triunfo de los mediocres 

Quienes me conocen saben de mis credos e idearios. Por encima de éstos, creo que ha llegado la hora de ser sincero. Es, de todo punto, necesario hacer un profundo y sincero ejercicio de autocrítica, tomando, sin que sirva de precedente, la seriedad por bandera.

Quizá ha llegado la hora de aceptar que nuestra crisis es más que económica, va más allá de estos o aquellos políticos, de la codicia de los banqueros o la prima de riesgo.

Asumir que nuestros problemas no se terminarán cambiando a un partido por otro, con otra batería de medidas urgentes, con una huelga general, o echándonos a la calle para protestar los unos contra los otros. 

Reconocer que el principal problema de España no es Grecia, el euro o la señora Merkel.   

Admitir, para tratar de corregirlo, que nos hemos convertido en un país mediocre.  Ningún país alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años. Es el resultado de una cadena que comienza en la escuela y termina en la clase dirigente.

Hemos creado una cultura en la que los mediocres son los alumnos más populares en el colegio, los primeros en ser ascendidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan, alguien cuya carrera política o profesional desconocemos por completo, si es que la hay. Tan solo porque son de los nuestros. 

Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado  natural de las cosas. Sus excepciones, casi siempre, reducidas al deporte, nos sirven para negar la evidencia. 

- Mediocre es un país donde sus habitantes pasan una media de 134 minutos al día frente a un televisor que muestra principalmente basura. 
- Mediocre es un país que en toda la democracia no ha dado un solo presidente que hablara inglés o tuviera unos mínimos conocimientos sobre política internacional. 
- Mediocre es el único país del mundo que, en su sectarismo rancio, ha conseguido dividir, incluso, a las asociaciones de víctimas del terrorismo.
- Mediocre es un país que ha reformado su sistema educativo tres veces en tres décadas hasta situar a sus estudiantes a la cola del mundo desarrollado. 
- Mediocre es un país que tiene dos universidades entre las 10 más antiguas de Europa, pero, sin embargo, no tiene una sola universidad entre las 150 mejores del mundo y fuerza a sus mejores investigadores a exiliarse para sobrevivir.
- Mediocre es un país con una cuarta parte de su población en paro, que sin embargo, encuentra más motivos para indignarse cuando los guiñoles de un país vecino bromean sobre sus deportistas. 
- Mediocre es un país donde la brillantez del otro provoca recelo, la creatividad es marginada –cuando no robada impunemente- y la independencia sancionada. 
- Mediocre es un país en cuyas instituciones públicas se encuentran dirigentes políticos que, en un 48 % de los casos, jamás ejercieron sus respectivas profesiones, pero que encontraron en la Política el más relevante modo de vida. 
- Es Mediocre un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional, perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la próxima plaza en el concurso Gran Hermano, por políticos que insultan sin aportar una idea, por jefes que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza. 
- Mediocre es un país que ha permitido, fomentado y celebrado el triunfo de los mediocres, arrinconando la excelencia hasta dejarle dos opciones: marcharse o dejarse engullir por la imparable marea gris de la mediocridad. 
- Es Mediocre un país, a qué negarlo, que, para lucir sin complejos su enseña nacional, necesita la motivación de algún éxito deportivo. 

ANTONIO FRAGUAS DE PABLOS (FORGES)

Convendréis conmigo en que el artículo no tiene desperdicio.


P.S. Una vez publicada esta entrada, dado que yo también albergaba mis dudas, he intentado verificar la autoría del escrito en cuestión. Parece ser que también se atribuye a Juan José Millás e incluso a Vargas Llosa. No he visto el desmentido de Antonio Fraguas, ni de ningún otro, a pesar de que también se comenta que lo ha hecho. Lo que sí he conocido es el blog de David Jiménez, quien el 28 de febrero de 2012, publica el artículo con su firma. Más tarde, el 25 de julio de 2012, edita otra entrada con el título El artículo que creí haber escrito. Por si esto es así, lo hago saber con las debidas reservas. No obstante me reafirmo en que el artículo no tiene desperdicio.

40 comentarios:

  1. Solo puedo añadir algo a este excelente artículo: no son tres reformas educativas desde que llegó la democracia sino SIETE, y sin contar las específicas aplicadas a la Universidad y a la FP.
    Leyes educativas partidistas. Demencial.

    Lo dicho, excelente Forges, más que nunca.
    Un abrazo, Felipe, y gracias por este artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creía que eran más las reformas educativas. He añadido una coletilla a posteriori por las dudas que me suscita la autoría de Forges. Un abrazo

      Eliminar
  2. No te sientas solo Felipe, mi país en este momento también es mediocre.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que es una fruta que florece en todos los jardines. Un saludo

      Eliminar
  3. Ya conocía este escrito de Forges y me sigue pareciendo impecable. Creo que aciertas publicándolo, porque hace falta llamar a las cosas por su nombre y que así lo oigan todos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, porque parece que los culpables de todo son unos pocos y siempre los demás. Abrazos

      Eliminar
  4. No conocia este escrito de Forges pero me uno completamente a sus ideas. Te lo copio para publicarlo en mi blog y en Facebook. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy bien, aunque la autoría de Forges no está muy clara.

      Eliminar
  5. Como tu, no suelo abrir los correos basura, ni tan siquiera me imagino como han conocido mi correo, pienso que se compran como otras muchas cosas.

    Ya conocía el artículo de Forges, aunque hay que reconocer que es más difícil realizar uno de sus chistes que intelectualmente tienen el mismo contenido que el artículo pero tan solo se resumen en una viñeta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una apostilla posterior aclaro un poco lo de la autoría de Forges de la que yo también tengo mis dudas precisamente por tratarse de un dibujante y humorista productor de viñetas. Abrazos

      Eliminar
  6. Aplaudo y suscribo el artículo de Forges.

    Un abrazo Felipe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He añadido una apostilla con mis dudas sobre la autoría de Forges. Abrazos

      Eliminar
  7. Yo también estoy indignada, y cabreada y molesta por la situación en la que estamos. Yo también quiero unirme a estas opiniones que comparto al 100 por cien. Yo también pienso que el deporte está bien (para quien le guste).... la asquerosa política siempre está metida en cualquier rincón y todo lo corrompe!!!! Por eso yo, siempre voy con los que nunca ganan...!!! besos mil desde un Cáceres nublado y frío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte o por desgracia la vida es competitiva y la dominan los ganadores, los cual no quiere decir que tengan razón, ni tampoco lo contario. Besos desde aquí con el Ebro manteniendose en posiciones altas..

      Eliminar
  8. Bravo por Forges y gracias a ti por publicarlo aunque ya lo conocia nunca viene mal volverlo a leer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy muy seguro de que sea Forges el autor pero de todas maneras merece la pena. Abrazos

      Eliminar
  9. Yo también había leído el artículo, y me temo que su vigencia será larga.
    Un abrazo Felipe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pareció oportuno publicarlo, aunque a posterior he añadido una apostilla con mis dudas sobre la autoría de Forges. Abrazos

      Eliminar
  10. Aunque ya lo conocía, no por ello me ha resultado aburrido y seguramente su vigencia durará demasiado tiempo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no lo conocía y me sorprendió por lo acertado del diagnóstico. Un saludo y cuidado con el agua que os estamos enviando.

      Eliminar
  11. Forges siempre merece la pena. Pero me inclino mas que el artículo sea de Juan José Millás .
    Yo también lo recibí y mi intuición no se lo atribuye a Forges y menos aún a Vargas Llosa.
    Muy bien escrito y lleva toda la razón.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y a mi que me parece que quien lleva todas las papeletas es David Jiménez? Qiezá es que soy un ingenuo. Abrazos

      Eliminar
  12. Sea quien sea el autor, estoy de acuerdo contigo en que el artículo no tiene desperdicio.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Forges no es sólo un señor que hace humor a través de sus viñetas. Es un cronista de nuestro tiempo, que demuestra que con una simple imagen se pueden decir muchas cisas. Esta vez no ha podido resistirse al texto y ha escrito algo contundente y que no tiene desperdicio.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me inclino a pensar que Forges no tiene nada que ver con este texto, aunque es cierto lo que dices. Saludos

      Eliminar
    2. Te dejé un comentario en tu "Abecegrama". Parece que no ha salido.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. Sí que salió, pero para los comentarios a una entrada publicada con más de una semana de antigüedad tengo puesta la moderación de comentarios para poder enterarme de ellos. Ya está publicado. Gracias y un saludo.

      Eliminar
  14. Totalmente aprovechable el artículo, aunque se le atribuya a varios.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, este texto tiene muchas novias. Un saludo

      Eliminar
  15. Triste es reconocerlo pero si todos los españoles fueran capaces de entender solamente este texto, sea de Forges o de quien sea, habría un atisbo de esperanza en un cambio. Y no me refiero al cambio de politicos ni de leyes...Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, son muchos los cambios a introducir. Un saludo

      Eliminar
  16. Hola Felipe. Ya había leído este artículo. Quienquiera que lo haya escrito tiene más razón que un santo.
    Saludos, Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, poco importa el autor si lo que dice es auténtico. Un saludo

      Eliminar
  17. El artículo encaja perfectamente a cualquiera de los autores atribuidos, y aunque no sepamos escribir como ellos, todo lo expuesto en el texto confirma lo que muchos pensamos pero no hemos escrito.
    La base de todos los comportamientos humanos esta en la EDUCACIÖN -no en la instrucción, aunque ésta es también necesaria- es decir, en el cultivo de los valores de honradez, respeto hacia las personas, sus valores y creencias, solidaridad con quienes nos necesitan, espíritu de trabajo y ansias de superación y perfeccionamiento, sentido de grupo, austeridad, disciplina, amor por la cultura y los buenos modales... En fin, ese nivel cultural y personal que se aprecia en otras culturas y países y que los españoles han ido dejando de lado, creyéndose más "modernos". ¡Ojalá seamos capaces de volver a las buenas maneras, morales e intelectuales, capaces de poner a España y a los españoles en el lugar que corresponde!
    Has hecho muy bien en divulgar este escrito. Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus palabras que enriquecen esta entrada. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  18. Es verdad, Felipe, el artículo no tiene desperdicio, lo haya escrito quien lo haya escrito, creo que hasta se podría decir aquello de Fuente Ovejuna, representa el sentir de una mayoría harta de tanta mala gestión y olvido de los valores básicos, que nos tienen que sustentar a todos los seres humanos, para poder convivir en paz y en desarrollo.
    Excelente, amigo,un gusto pasar por tu mejana.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Es cierto que el artículo no tiene desperdicio, y dice la más absolutas de las verdades. La base primordial para que etapas como estas que estamos viviendo, no tengan que vivirlas otros, está en los valores éticos que son los que nos forman como personas honestas, sinceras e íntegras.
    Gobiene el partido que gobierne, mientras no tengan la integridad que como personas debemos tener, siempre habrá ladrones, embusteros, chupa tintas y demás entes que pululan como una plaga de langostas en nuestro país.

    Gracias Felipe, por hacer que se conozca este artículo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...