lunes, 23 de marzo de 2015

Madrigal con liras




Se me inflama la vida
siempre que nos miramos a los ojos
restañando la herida
de efímeros enojos
que abruman la existencia con abrojos.

Me rindo a los sonrojos
que surgen de tu faz enfebrecida,
me abrasan los antojos
de almohada compartida
con rumor de mil besos esculpida.

Felipe Tajafuerte. 2015


8 comentarios:

  1. Muy bonita y entrañable, Fefa

    ResponderEliminar
  2. Preciosa, delicada y directa. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Una maravilla, Felipe. Corta, precisa y a la vez profunda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una satisfacción tener lectores como tú, Esteban. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  4. Nos estamos conociendo, Felipe, lo que me alegra.
    Vicente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre serás bien venido a este rincón. Un Abrazo

      Eliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...