domingo, 7 de diciembre de 2014

El indiano

En esta corta novela, se nos narra la vida de un componente de esa especie, ya extinguida, que fueron los indianos, aquellos aventureros emprendedores que, a su vuelta, plantaron en sus lugares de origen unas magníficas y ostentosas mansiones. Ejemplos de estas casas las tenemos por toda nuestra geografía pero donde más he visto ha sido en Galicia, Asturias, Cantabria y Navarra.

De vuelta a España, Tarsicio Báguena se casa con Beatriz, mujer altiva y de mucho carácter, que acaba con sus ilusiones, a la que construye una magnífica mansión con la fortuna alcanzada allende los mares. Inmerso en una trama de especulación inmobiliaria en la costa del Mediterráneo y de blanqueo de capitales, Tarsicio comienza a desgranar las peripecias de su existencia a Paco, su chofer, amigo y colaborador fiel. Tras una infancia en la que se ve perseguido por su maestro, un falangista pederasta, huye al matarlo accidentalmente en una reyerta. Se asocia con un charlatán como los que conocimos antaño, seguidores de León Felipe, del que aprende las técnicas de convicción. A la muerte del viajante, se enrola en la legión y de nuevo se ve acosado por un lascivo cabo, por lo que tiene que convertirse en desertor. Huye a Méjico se asocia con un panadero y da muestras de sus dotes emprendedoras. Hace fortuna y vive el mundillo de los pintores como Diego Rivera, conoce a Azucena, una falsificadora de pinturas. Su fortuna se va incrementando. También Argentina es escenario de sus correrías, lugar donde conoce a Paula. Finiquitado el asunto del pelotazo inmobiliario del levante español, se queda solo ante el fallecimiento de su esposa debido a un tumor cerebral. Cuando se le detecta un cáncer de próstata pierde todas las ganas de vivir, se da cuenta que su vida sentimental ha sido un fracaso, a pesar las cinco mujeres que han pasado por su vida, y el relato termina con su fallecimiento.

Esta trepidante novela se lee fácil debido a su historia muy verosímil dentro de la ficción. Está muy bien estructurada y los diálogos no son forzados sino que fluyen plácidamente. Una lectura muy agradable, nada pesada en sus doscientas sesenta y nueve páginas en las que el autor nos muestra su erudición en algunos aspectos puntuales, sin que esto sea un obstáculo para la narración sino que, al contrario, la enriquece.

Cenzano en su despacho. Foto de perfil en Facebook
José Manuel Cenzano Catalán, médico pediatra jubilado, nació en Tudela (Navarra), donde ejerció su oficio, gozando de un gran prestigio no solo profesional, que también, sino por el amable trato que propiciaba a sus pacientes. Fue el pediatra de mis hijos a los que explicaba jocosamente el origen de nuestro apellido. 

Alterna, desde hace muchos años, publicaciones medico-científicas con otras propiamente literarias. Es autor de varios ensayos, cuentos y varias novelas, entre las que se encuentran Cuarto creciente en el lado oculto de la luna, El tren, Cara o cruz, Nostalgia en gris, Víctima del pasado, El indiano, que ahora nos ocupa y la más reciente Un paso atrás, cuya lectura tengo pendiente.

10 comentarios:

  1. En Asturias hay verdaderas preciosidades. Me apunto la novela Felipe. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está editada por Áltera. www.edicionesaltera.com

      Eliminar
  2. Sus casas grandiosas y palmeras en el jardín es su seña de identidad. Parece que es una buena recomendacion esa novela. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Ester, ahora mismo me viene a la memoria una excelente en Avilés. La novela es entretenida e instructiva. Me gustó y por eso la traigo, además de hacer algo de patria. Abrazos

      Eliminar
  3. Debe ser reconfortante leer una novela escrita por alguien tan cercano como el que fue médico de sus niños.Y para los ex niños también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y todavía más reconfortante que esa novela te guste.

      Eliminar
  4. No parece faltarle nada a la vida atribulada del indiano don Tarsicio.
    Como debe ser una novela, ficticia y verosimil. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de toda la fortuna amasada, no fue muy feliz el hombre. Saludos

      Eliminar
  5. Parece muy interesante. La tendré en cuenta.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo es. Un abrazo extensivo a tu padre.

      Eliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...