lunes, 16 de junio de 2014

Oficio con solera


Te reconocí en el tanatorio, muy atento a las necesidades de los deudos. Sin embargo no vestías con la penuria primitiva. En esta ocasión, lucías un distinguido terno gris marengo, camisa impoluta y elegante corbata negra. Pero eras tú: la misma barba blanca, la figura encorvada,  la mirada llameante... A lo largo de los tiempos has consolidado tu actividad adaptándola a las nuevas circunstancias. Has cambiado tu vieja barca por una impresionante limusina; y tus clientes, aunque se dirigen al mismo destino de siempre, ya no atraviesan las aguas de la laguna, sino el fuego purificador del horno crematorio. Tu estipendio tampoco es el mismo: aquel óbolo solitario se ha visto incrementado con miles de euros. No cabe duda de que tu acercamiento a Hermes, dando la espalda a Asclepio, te ha dado buenos resultados. Tu fortuna es ingente y tu negocio imperecedero. A la salida, después de trasladar mis condolencias a la familia del fallecido, recogí una de tus tarjetas. No contenía modificaciones sustanciales. En ella se especificaban el nombre y dirección de tu inveterada empresa:
    


Caronte, Pompas Fúnebres
Avenida del Hades, s/n
Estigia
 
 







Felipe Tajafuerte
2014

18 comentarios:

  1. Un oficio con solera, si, pero ... con vocación ??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A juzgar por el tiempo que lleva ejerciéndolo algo le debe d gustar.

      Eliminar
  2. Aunque no seguí la noticia, hace algunas fechas escuché que los funerarios se quejaban, ¿les habrá afectado la crisis?; sin embargo, si que seguí la noticia de que gracias a esta crisis había un mayor número de suicidios, deberían estar contentos, su negocio se ve incrementado.
    No sabemos más que protestar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo faltaban estos para quejarse también. Debiéramos hacerle un boicot y no morirnos. Abrazos

      Eliminar
  3. Toca madera, que cuando tengo que acercarme al tanatorio, siempre pienso lo mismo, "Un pasito que avanzo"
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le he dicho a Emilio, quisiera hacerles el boicot pero me temo que no va a ser posible. Un saludo

      Eliminar
  4. Pero bueno, que pasa aquí? si la muerte es natural, si no pasa NA, quien os dice que allí se está peor? si donde sufrimos es AQUI, que no es verdad? demuéstramelo.
    Salud compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego nadie vuelve quejándose del lugar. Saludos

      Eliminar
  5. Además que no necesita marqueting, ni publicidad. Clientes no le van a faltar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. La verdad, Felipe, que entre el viejo Caronte y los fúnebres de traje y corbata son pocas las similitudes.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero alguna, hayla. Yo se la encontré al hacer este ejercicio literario. Abrazos

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Aunque te sumes al boicot, lo tienes jodido. Caerás en su redes más tarde o más temprano. Un saludo

      Eliminar
  8. Posiblemente estén un poco cabreados por que las esperanza de vida ha aumentado y se mueren menos viejos. Aunque supongo que tiene ideas de cómo aumentar la productividad, yo me resisto a darles la más mínima oportunidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque nos resistamos todos tendremos que atravesar esa laguna. Abrazos

      Eliminar
  9. Me hace pensar que, tal vez, esos enajenados que se matan casi deportivamente en Siria y otras latitudes como si nada, sean financiados por funerarias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es posible, el viejo Caronte debe tener muchas influencias.

      Eliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...