martes, 28 de enero de 2014

Se hace camino al andar


En estos días he seguido con mis paseos preparatorios para la javierada y, además,  durante la Semana Literaria de Tudela, asistí a una charla de Ignacio Lloret sobre relatos, y a las presentaciones de las novelas de Dolores Redondo, Legado en los huesos, segunda entrega de la trilogía del Baztán, y de Rosa Blasco El sanatorio de la Provenza. No pude asistir a la de Carlos Aurensanz, pero ya había estado cuando presentó Banu Qasi en la S.D. Arenas en una ocasión anterior.

Ignacio Lloret, un gran comunicador
En la conferencia de Ignacio Lloret estuvimos cuatro y el de la guitarra, sin embargo, Dolores Redondo llenó hasta los topes el salón de sesiones de Castel Ruiz. La escritora donostiarra, afincada en el vecino Cintruénigo, está de rabiosa actualidad. El público quedó muy satisfecho del acto y yo salí con mi ejemplar firmado por la autora.

Dolores Redondo, llenó Castel Ruiz
Rosa Blasco también hizo pleno, pero no tan copioso como Dolores. Es su primera novela y además en formato electrónico. Logró así mismo conectar con los asistentes.

Rosa Blasco presenta su novela
El domingo tocaba otro tipo de cultura: una larga caminata y su almuerzo correspondiente. El lugar elegido esta vez fue Ribaforada. A las ocho en punto de la mañana estábamos como clavos en el punto de reunión, la puerta del Simply. Veintiséis personas tomamos la salida, por la "ruta del colesterol", en dirección a la vecina población de Fontellas.

Iniciamos la "ruta del colesterol"
Buena temperatura. Doce grados marcaban los termómetros, y ni una brizna de viento. El sol redondo, rojizo, salió a saludarnos por el costado izquierdo, abriéndose paso entre las ramas desnudas de los chopos. En la lejanía las estribaciones de la Bardena Negra, el Cabezo del Fraile y Sancho Abarca.   

Amanece
En tres cuartos de hora dejamos atrás el manantial de Fontebella, junto a la ikastola Argia,  tomamos la calle principal de Fontellas hasta llegar a la plaza, y por la cuesta de la iglesia salimos del pueblo, continuando por el paseo que lleva al Bocal.

Llegando al Bocal
De allí, todo seguido, por la orilla del Canal Imperial de Aragón recién nacido, primero por carretera y después por la pista, en dirección a Ribaforada. 

Por la carretera del Bocal
Por la orilla del canal
Reflejos en el agua y umbría en los pinos que abrigan nuestra derecha. Son las diez menos cinco cuando entramos en el pueblo y Manolo, con su cornetín, dio el toque de fajina. 

El toque de fajina
Mientras tomaban nota de la comanda, dimos buena cuenta de unos aperitivos a base de jamón y queso, acompañados de una fresca ensalada de lechuga y tomate, que ya teníamos preparados en la mesa. De veintiséis caminantes pasamos a treinta y tres papeantes. Había un menú muy variado, pero yo soy muy fiel y pedí lo de siempre. Invertimos en el refrigerio casi el mismo tiempo que en venir desde Tudela.

Yo soy muy fiel a este plato

Pero éste con costillicas también me tentó
Fortalecidos con con el buen comer y mejor beber, iniciamos el regreso a casa. Al abandonar el caserío nos topamos con una prueba ciclista y animamos a los participantes. Hacía calor y me estorbaba la ropa de abrigo por lo que me la quité. Charlando amigablemente se nos fue pasado el tiempo, mientras el Moncayo, ajeno a nuestras cosas, mostraba impávido su blanca y refulgente cresta.

Algunos, a la entrada de Tudela, hicimos un alto el el bar de la gasolinera para tomar una refrescante cerveza. Después, cada mochuelo a su olivo.  


26 comentarios:

  1. He hecho parte del recorrido con vosotros, claro que lo que más me ha llamado la atención es el nombrecico "Ruta del colesterol" y me he imaginado varias cosas, en primer lugar que es una ruta para quemar grasas, pero en vista de alguna de las imágenes he pensado todo lo contrario y otra acepción es que haya leído mal y sea la "Ruta de las coles del Tirol"
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acertaste a la primera. Por ese paseo y por la vía verde caminan los tudelanos que deben reducir el colesterol andando. Un saludo

      Eliminar
  2. Amigo, me has hecho salivar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Emilio, Emilio, que siempre te fijas en lo mísmo y no en lo garbosos que marchamos. Abrazos.

      Eliminar
  3. Y entre col y col, lechuga. Cuando comencé el camino contigo me despisté al encontrarme con la presentación de tres libros en tres fechas y diversidad de asistencia, pero luego volviste a la senda del caminante y como era de esperar, no podía faltar el almuerzo, total unas fruslerías de nada para matar el hambre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tener el espíritu y el cuerpo bien alimentado. Esas fruslerías hacen que podamos volver a casa bien repostados. Abrazos

      Eliminar
  4. Muy completa la entrada cultural, cultura es todo lo que alimenta, al cerebro o al estomago. Unos abrazos

    ResponderEliminar
  5. No todo van a ser caminatas, el cuerpo agradece unas buenas viandas.

    Un abrazo Felipe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, mens sana in corpore sano. Abrazos

      Eliminar
  6. Ya lo creo que eres fiel, pero... ¿quién puede negar la afición a ese plato con esa pinta?. Son las 21,37, aún no he cenado, pero lo voy a hacer dentro de un momento, y no veas con qué ganas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ese plato es un manjar. Que aproveche. Abrazos

      Eliminar
  7. Unos días muy completos, no? Cultura y aire libre: ¡así se hace! En cuanto al aperitivo, tiene una pinta estupenda.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que cuidarse bien en todos los sentidos. Estaba buenísimo, de verdad. Un abrazo

      Eliminar
  8. Me parece que vosotros no teneis necesidad de hacer camino al andar porque no dejais que crie hierba.
    Una entrada muy completa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se abren nuevos caminos y nuevas ilusiones. Abrazos

      Eliminar
  9. Eso del toque del fajina .... anda que no me ha hecho gracia ni "náááá´´a"!!!!! jajajajajaja!!!! sois auténticos!!!! y tú eres un "pecaor" que me haces "pecar" con esos platicos tan suculentos. Besos amigo desde un Cáceres frío y lluvioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que tú ya lo sabrás, pero por si alguien no lo sabe, el toque militar para pasar al comedor se llama de fajina. En la mili era nuestro preferido, y el que peor nos sabía el de diana. Besos

      Eliminar
  10. Estaríais contentos con el buen tiempo y sobre todo con la compañía del sol. Veo que en las salidas organizáis con rigor, el momento del buen comer y mejor beber. Es parte principal del programa.
    Me imagino que tendréis programada otras salidas más.
    ¡Que tengas buena salud! Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Manrique. La preparación debe ser minuciosa porque luego nos vienen tres días de caminatas exhaustivas. Nos quedan una muy bonita al Vedado de Eguaras, otra mediana a Bardenas, otra larga a Tulebras (28 Kms) y otra más corta en carnavales. Los almuerzos suelen ser copiosos aunque la andada no sea muy larga. Un abrazo

      Eliminar
  11. Amigo Felipe yo he hecho camino sin andar, con la imaginación, siguiendo tu narración me lo he pasado genial. Ah una cosa ¿de dónde salieron tantos papeantes?
    Bonita excursión, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los papeantes son los que en un momento dado no pueden caminar pero si pueden almorzar. Siempre hay algunos. Abrazos

      Eliminar
  12. Yo leí mal o era la ruta del colesterol?...jejeje!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has leído bien, Norma, se trata de un paseo muy cómodo de unos cuatro kilómetros que recorren habitualmente las personas mayores que deben andar para evitar el dichoso colesterol. Un saludo

      Eliminar
  13. Felipe que buenos momentos pasas con tus amigos, andando con ilusion y por ultimo con buenas viandas.
    Me alegro mucho, continua el camino.
    Un abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Teresa, lo peor de todo es que, una vez terminada la javierada, esto se interrumpe hasta el siguiente año. Así es la vida. Abrazos

      Eliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...