lunes, 3 de septiembre de 2012

Mis armas



Norma, una bloguera argentina asidua visitante de mi blog, hace unos días me hizo esta observación: ...¿sabes como te imagino? con un cuadernillo y una lapicera tomando nota de todo lo que ves a tu alrededor...  Este y otro comentario posterior de mi amiga Nerim me han inducido a exponer a vuestra consideración los instrumentos de los que me valgo para hacer mis reportajes que, ante mi sorpresa y regocijo, parece gozan de cierta aceptación.

No hace mucho tiempo, impartí una charla en una asociación de mujeres sobre un viaje a Rusia. Una de ellas que había viajado con nosotros me preguntó: ¿como puedes después de dos años acordarte de tantos detalles? me has hecho revivir de nuevo el recorrido. Debo reconocer que tengo buena memoria para ciertas cosas, sin embargo para otras, mi retentiva no es tanta. Durante dos días me he vuelto loco buscando por toda la casa el libro que estoy leyendo por no recordar dónde lo había dejado.  Por fin ha aparecido; lo tenía, sin verlo, delante de mis narices.

En mi pequeño bolso, viaje o no viaje, siempre llevo una libretita de apuntes y un bolígrafo. Durante mis desplazamientos suelo tomar nota de nombres de lugares, palabras curiosas y sus significados etc. Para recoger algunos datos facilitados por guías o sonidos que deseo volver a escuchar dispongo de una pequeña grabadora. Esta tiene la dificultad de que las baterías se agotan al cabo de un par de horas y hay que recargarlas en la red, por tanto no sirve para una visita guiada de larga duración. Hay que seleccionar cuidadosamente las grabaciones.

El sistema que verdaderamente me resulta eficiente, desde que me hice con una cámara digital, es la fotografía. Hago fotos de todo lo que se me pone a tiro: edificios, personas, situaciones peculiares, paneles informativos, rótulos de calles, lugares, objetos curiosos, paisajes, pinturas, esculturas... en fin, cualquier cosa que crea que me va a ser de utilidad. Como muestra aquí tenéis unas cuantas.

Panel publicitario de Auchan en San Petesburgo

Panel en Campo de Criptana

Panel del lago Chiemsee en Alemania

Detalle de una cafetería en Gijón

Un rincón de Rello (Soria)

Urinarios en Viena

Rótulo de una calle de Viena

Puesto de una monjita en el mercado de Zagreb

Hortensias en Monsanto (Portugal)


Una vez en casa, al pasarlas al ordenador, mi primera acción es cambiar la referencia que la máquina asigna a cada una de las fotografías por la que yo estimo conveniente con la finalidad de que me sirva para recordar lugares, situaciones etc. Además, recojo toda clase de información que se facilita en los puntos que visito, asocio instintivamente éstos con su gastronomía, guardo todos los planos de las ciudades y, cuando dispongo de él, hago anotaciones en el programa del viaje que estoy realizando.

A la hora de escribir sobre el tema que me ha venido a la mente, consulto el material recogido y la bibliografía de que disponga sobre él y, por supuesto, lo que hay en la red: Wikipedia, blogs, páginas web, fotografías etc. Pongo manos a la obra e inicio un nuevo viaje basándome en todos estos elementos plasmando las impresiones, recuerdos y vivencias que me suscitan dándoles un toque propio. Por esta razón, mis reportajes son habitualmente subjetivos. Aporto datos, pero lo que verdaderamente me produce satisfacción es dar mi visión personal, hacer partícipe a quien ha tenido la atención de acercarse hasta mí las sensaciones y vivencias experimentadas en aquel momento y lugar.

En cierta ocasión, un compañero de recorrido, al leer una de mis entradas sobre el mismo, me dijo: No sé, hemos estado juntos, hemos hecho el mismo itinerario, pero tú has visto cosas de las que yo no me había dado cuenta. Es una observación que me agradó plenamente.

Estas son mis armas. He querido mostrarlas no para dar consejos a nadie, no soy quién para ello, sino para satisfacer la curiosidad de algunos y aportar alguna idea a aquel que pueda estar interesado. Si esto le facilita un tanto las cosas, daré por bueno el tiempo empleado en este particular striptease.  

26 comentarios:

  1. ...bueno, ya me quedó claro: Cuando vaya al Viejo Mundo primero te consulto a ti. Eres mejor que un guía de turismo.
    Saludos y gracias por ser fuente inspiradora de esta interesante entrada en la que te vimos un poco "a calzón quitado"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a tí por tus visitas asíduas. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Amigo Felipe me he visto reflejado en ti, puede que hasta sea más tiquismiquis, ya que antes del viaje me miro todo la habido y por haber, por ello, me quedo sorprendido cuando algunos guías, poco serios, te meten unas historias que "flipas". Esta labor que hacemos, antes y/o después, es un modo de disfrutar del viaje por partida doble o triple, de este modo es difícil que se olvide.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que se disfruta mucho más. Primero en el viaje, después cuando documentas y preparas y si además te gusta escribir es el no va más. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  3. Querido amigo Felipe: no son los elementos quienes hacen al reportero, sino su oficio. Yo uso los mismos materiales, salvo la grabadora, pero luego sale lo que sale. Y a fuer de ser sincero, ese cuadernito y el bolígrafo siempre conmigo, me ayudan a tomar notas de lo que luego puede ser un cuento, un poema o la descripción de un lugar. Nunca, y ahora menos, podemos dejar todo en manos de la memoria.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es porque la CPU nos va fallando. Yo no sé si es la RAM o la ROM o ambas memorias las que van renqueando, por eso cualquier sistema es bueno para hacernos recordar. Un abrazo muy cordial

      Eliminar
  4. Sabes Felipe???? Para hacer las entradas que haces, además de saber escribir hay que estar muy bien documentado y está claro que tienes "alma" de periodista!!!
    La verdad, preparado vas, eh??? Besos cariñosos desde Jaca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será eso que tengo "alma" pero del resto ando algo menguado y hago lo que buenamente puedo. Eso sí, con una gran afición y extraordinario placer. Besos

      Eliminar
  5. Felipe, además de todo lo que haces hay que tener oficio y eso no todo el mundo lo tiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afición, Chelo, solamente afición y gusto por hacerlo. Besos

      Eliminar
  6. Tu secreto es ese don detallista que tienes y el disfrutar con cada cosa que ves además de querer compartir con nosotros todo de una manera segura, completa y documentada. Lo que decimos "un trabajo bien hecho" porque yo, cuando leo tu blog, no estoy aquí, no, estoy siguiendo tus pasos de guía. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Trimbo, disfruto viajando, soy amante de la buena mesa, me gusta la fotografía y me encanta el reto de tratar de contar todo lo que observo. Muchas gracias por tus palabras que son de lo más bonito que me han dicho. Un beso

      Eliminar
  7. Casi las mismas armas que yo uso, lo único que a mí no me salen las mismas maravillas que a ti. Y sobre todo que contigo es como ir dentro de la maleta. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno nos buscamos nuestras mañas y a mí me gusta mucho cómo lo haces. Un saludo

      Eliminar
  8. El compañero de recorrido que mencionas en tu cita:"Mis armas",me recuerda a cuando hacía las visitas con vosotros. Nos hacías ver las cosas que nosotros/as ni siquiera nos habíamos percatado. BLOQUEROS: No os quiero poner los dientes largos, pero es una autentica gozada hacer las visitas con Felipe.¡Como se documenta antes de iniciar una excursión!. UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder Dorita, mira a ver si eres más comedida que se va a notar mucho que eres de la familia. Veo que por fin has conseguido volver a hacer comentarios ¿ves como es muy fácil? Besos

      Eliminar
  9. Menos mal, amigo Felipe, que son otras sus armas, porque al ver la primera de las fotografías he sentido cierto temor, infundado al fin, menos mal. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, titulé mis armas y de inmediato recordé la fotografía de un cañon portugués en Monsanto. Asociación de ideas. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  10. "...hemos estado juntos, hemos hecho el mismo itinerario, pero tú has visto cosas de las que yo no me había dado cuenta."

    Ves, sientes, no viajas como una maleta, y eso se nota en la manera de contar tus múltiples excursiones.

    Un abrazo Felipe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no concibo esos viajes en los que permaneces tres minutos en un sitio y te marchas porque ya has cumplido el expediente para poder decir que has estado en ese lugar. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  11. Felipe, yo también soy de las que ando armada de lápiz y papel, nunca se sabe cuando acuden las ideas, o los recuerdos,y como te dicen, es cierto que tus entradas son de una persona observadora,que ve lo que otros no ven en los pequeños- grandes detalles que vas anotando, y que después, los disfrutas al compartirlo con tus lectores y amigos.

    Un abrazo desde Caracas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que además tenemos una edad en la que ya no se puede confiar todo a la memoria. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  12. Muchas gracias por compartir tus secretos. Seguro que nos vienen bien. Cada cual tenemos las nuestras, pero la libretita para anotar los nombres y alguna observación pertinente me parece que es común a todos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Katy, cada maestrico tiene su librico. Cada uno nos apañamos con lo que mejor resultado nos da. Un abrazo

      Eliminar
  13. Amigo Felipe. Al poco de comenzar con mi blog www.demayores.blogspot.com comencé a emplear tu método que me ha dado también grandes satisfacciones. Debo confesar, leyendo esta entrada tuya, que me ganas por goleada. Intentaré mejorar a ver si consigo empatar en el segundo tiempo. Un abrazo, Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No será para tanto Ángel. Además esto no es una competición sino una forma de compartir y sobre todo de obtener la satisfacción y el disfrute personal. Si además de esto, lo que hacemos le agrada a alguien mejor que mejor y si solo nos gusta a nosotros ya es suficiente. Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...