miércoles, 7 de junio de 2017

Añorando amaneceres



Se apagan las nubes del atardecer.
El sol busca horizontes paralelos,
diluye ocasos amarillos
y cierra los candados del silencio.
Los gatos negros del miedo
bufan a las estrellas de neón.
Los perros noctámbulos
tiñen de soledad los alcorques
y envidian a las lunas de los escaparates
que vomitan deseos insatisfechos.
Una lluvia seca
humedece el asfalto donde crecen las farolas,
se alinean mortecinas las aceras
y el insomnio vaga por alcantarillas
de fantasías inconexas.
El amanecer,
perdido en los recovecos de la noche,
deambula por los confines del alba
y añora brisas cárdenas
que aviven sus rescoldos.




Felipe Tajafuerte. 2017


2 comentarios:

  1. ¡Hola! Desde que empezaste a desgranar tus versos y poemas por las páginas del blog estas alcanzando un nivel que...¡ya quisieran muchos! Vas "viento en popa a toda vela..." Felicidades.
    Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chela. He estado en un viaje precioso a la Bretaña Francesa y no había visto tu comentario todavía. Saludos con mi mayor afecto.

      Eliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...