miércoles, 7 de octubre de 2015

El libro de hielo


Lo guardaba celosamente en el congelador. Sus páginas no tenían el calor de la pasión, sino la frialdad de los desencuentros. Solamente podía dedicar unos minutos a su lectura, y siempre en un ambiente gélido, protegido con ropas de abrigo. Una tórrida historia de amor le hizo demorarse olvidando las precauciones. Las palabras se fueron diluyendo lentamente entre sus manos formando un charco en el suelo.

Felipe Tajafuerte
2015

22 comentarios:

  1. Merecia la pena su descongelacion, ¿ no crees?Fefa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no deben contener relatos tan eróticos porque se vuelven agua.

      Eliminar
  2. Ya lo creo que merece la pena, por una alegría.

    ResponderEliminar
  3. Felipe, yo también suelo tener problemas con tus actualizaciones, pero desde hace muchísimo tiempo. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues veo que en tu sidebar figura bien. Yo creo que ahora se retrasa más la actualización de las entradas. Besos

      Eliminar
  4. Me ha encantado, ese charco es la alegría que da la felicidad. Unos abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haber contribuido un poquito a tu felicidad. Un abrazo

      Eliminar
  5. Hola Felipe, creía que no te encontraría.
    Sencillo relato y muy del corazón. ¡Me gusta!
    Un abrazo desde Chipiona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho ambas cosas, amiga. Un cálido abrazo.

      Eliminar
  6. Bonito y sorprendente relato, Felipe. Has crecido y te felicito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Paco, he crecido; sobre todo a lo ancho. Un abrazo

      Eliminar
  7. Cuando los sentimientos de despedazan, siempre hacen agua.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me había dado cuenta de ese punto de vista. Siempre se aprende algo

      Eliminar
  8. Hola, Felipe
    Me da frío sólo de pensar en tener en mis manos un libro de hielo; pero en verdad, dejando el aspecto material, sí existen no solo libros de hielo, sino situaciones gélidas como cuando alguien pasa de ti como si no existieras, como cuando esa persona que tanto aprecias, no te dirige la palabra …
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón y ello nos llevaría por otros derroteros. Esto simplemente es un ejercicio literario, un microrrelato, sin más pretensiones. Un saludo

      Eliminar
  9. Nada, a mí no se me ha congelado tu blog. Creí que habría alguna entrada en el aire, pero no, se me actualiza todo bien, incluso con el cambio de dominio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. .Felipe:
    Tienes buen recuerdo del día que os reunísteis varios blogueros en Madrid. Mi hija se presentó con su bebé, y pienso que sería un
    acontecimiento para todos.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así fue, y también fue una sorpresa escuchar por boca de tu hija quién era su padre. Un fuerte abrazo

      Eliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...