lunes, 8 de abril de 2013

Un día cualquiera

Ha salido un día ni fu ni fa. No había sol, pero tampoco estaba nublado; más bien gris. No amenazaba lluvia pero tampoco se podría asegurar lo contrario. Teníamos intención de hacer una excursión a Moncayo, pero hemos desistido; en buena hora, por las noticias que luego hemos sabido del alud de nieve que ha afectado a cuatro personas. No hemos inclinado por pasar el día en el huerto. Al llegar, una grata sorpresa. Fidel, el boliviano, había hecho de las suyas y me lo había dejado como la patena. Había desaparecido toda la ramulla producida por la poda de los olivos. Tampoco había ni rastro de la leña de los plataneros. Me he sentido aliviado puesto que tenía muy pocas ganas de hacer nada. No obstante he cortado algunas ramas altas y limpiado unos troncos. Poco más, todavía me resiento de la ciática.

No hemos encendido la chimenea. Como se estaba mejor fuera que dentro, hemos comido al aire libre con nuestra hija y su marido.  Más tarde he echado mano de mi cámara fotográfica y me he dedicado a disparar a diestro y siniestro: las flores pequeñitas del membrillo, el lejano Moncayo nevado visto a través de los carrizos...

el insecto libando las flores del manzano silvestre ...


las formas caprichosas que ha dejado al descubierto la motosierra en los troncos de los olivos...


 los renuevos emergiendo de ellos...



los mismos olivos reflejándose en el agua verdosa del estanque...



unas setas...



un precioso cardo...





 una brizna de hierba abriéndose paso en un tronco renegrido...



las extrañas flores de los arces...


las bellísimas flores de los peros...


Incluso he preparado una especie de collage destinado a una entrada que tengo en preparación.

Después, hemos recogido los bártulos y nos hemos venido para casa, no sin antes pasar para hacer una breve visita a nuestras nietas que han vuelto de Pamplona. Un día un tanto anodino que he conseguido aprovechar sin grandes esfuerzos. Para finalizarlo, me he sentado ante el ordenador y he conseguido ultimar esta entrada, tan anodina quizá como el día.  

28 comentarios:

  1. Por lo que leo, aunque el día amaneciera "tontorrón", tampoco puede decirse que fuera "tirado por alto", algo de trabajo campestre, comida al aire libre bien acompañado, visita a nietos, trabajo de fotografía artística, ¿que más quieres?,¡¡menudo día!!.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me lo pasé bien, pero ya sabes Emilio que siempre esperamos algo que se salga de lo cotidiano. Un abrazo

      Eliminar
  2. Bueno Felipe... pues para ser un día anodino lo has culminado perfectamente. Las fotos... cada detalle que has buscado, has disfrutado del huerto que siempre merece una visita... eso sí, tú no te fuerces hasta que no te veas bien recuperado porque las podas pueden esperar. Un beso muy fuerte.
    pd. La foto en verde... me me encanta!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, forzarme no me fuerzo. Cada día menos, por eso me hicieron la poda y la recogida de ramas. A fuerza de "disparos" sale algo decente. Besos

      Eliminar
  3. Nada de anodina la entrada, sino transparente y ligera como una hoja del calendario en esta primavera que ejerce de tal. Espero que te recuperes pronto de la ciática, pues por experiencia sé que es bastante dolorosa. Las imágenes son preciosas. Me ha gustado por encima de todas la del cardo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que coincides con tu prima en la foto elegida. La ciática ha derivado a una voluminosa hernia. Veremos en que queda todo. Abrazos

      Eliminar
  4. Me apunto a entradas y días anodinos como éstos tuyos querido amigo. Espero que podamos disfrutar de muchos más. Cuídate y cuida del huerto. ¡Ay, quién tuviera uno igual!
    Saludos desde Gran Canaria, Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si he de serte sincero, en el huerto no pongo gran cosa. Con mantenerlo lo más limpio posible es más que suficiente. Los olivos me dan poco trabajo, pero cada día se me hace más cuesta arriba. Un saludo

      Eliminar
  5. Los días por regla general son monótonos. Este se sale de lo ordinario, porque se disfruta gozando de la vida.
    Te deseo lo mejor-
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es agradable disfrutar de las cosas más sencillas. Espero que tú vayas notando mejoría cada día. Un abrazo

      Eliminar
  6. Pues ¡vivan tus entradas anodinas!
    A mí me ha parecido que has aprovechado el día fantásticamente y encima te ha salido una entrada cojonuda ¿qué más quieres chico?
    Las imágenes me han encantado.

    Saludos ¡Ah! Y me alegra que estés mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no me sentía con fuerzas ni ganas de hacer gran cosa me entretuve en ésto y luego os lo he contado. Me alegra no haberos aburrido.

      Eliminar
  7. Pues si eso es un día anodino que dirias del que pasamos nosotros?
    Preciosas fotografias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al huerto voy a menudo y, si quiero trabajar, hay buen tajo. Últimamente hago cualquier cosa menos eso, trabajar. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  8. No se te escapa detalle con tu cámara.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ventaja de las digitales es que puedes hacer muchas sin costo y alguna sale decente. Un abrazo

      Eliminar
  9. Felipe, tú no tienes que desplazarte a ningún sitio. Dentro de tu "parcela" eres capaz de dejarnos estas bellisimas imágenes de las flores, el olivo, el cardo. etc.
    Felicidades y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero tenemos la impresión de que si se hace una excursión el día es más entretenido. Lo importante es disfrutar en todo momento. Un abrazo

      Eliminar
  10. El día a día si sabemos mirar bien, es lo que más satisfacciones y alegrías nos produce. En lo pequeño está lo grande.
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes muchísima razón, Katy. No hay como disfrutar de los que tenemos a nuestro alcance. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  11. Que fotos tan bonitas, lo del Moncayo se lo comenté a mis hijos que pensaban ir pero al final desistieron. En cuanto a los troncos cortados me ha recordado la faena que tengo que hacer ya que me han cortado dos árboles y ahora los troncos cortados a 40 cm los tengo que fragmentar en cuatro trozos por lo menos para que entren en la chimenea.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente lo del Moncayo no pasó de ser más que un gran susto, pero impone escuchar estas noticias. Lo que ocurre es que supone una tentación tenerlo tan cerca. Un saludo

      Eliminar
  12. Me han gustado tus fotos!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Yo no diría que fue un día anodino, a juzgar por estas bonitas fotos, donde nos muestras la naturaleza en una explosión de nueva vida. Cuídate amigo Felipe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era una forma de entretenerme. Procuro cuidarme amigo Pepe. Saludos

      Eliminar
  14. Todas las fotos excelentes. Dice el dicho que el hombre propone y Dios dispone, y francamente, el dia que os ha deparado no ha estado nada mal, asi que, a no quejarse, que alguien se puede ofender......

    Un beso y un fuerte y calido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había que darle la vuelta al día y creo que lo conseguí. Un beso, Miren

      Eliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...