domingo, 28 de febrero de 2016

Premio deslucido



En la mañana del sábado, día veintisiete de febrero, en el salón de actos del Palacio Decanal de Tudela, tubo lugar el acto en que se dieron a conocer los premios del Primer Certamen Poético en honor de Santa Ana, organizado por la Congregación de Santa Ana de Tudela. Asístí a este acto en compañía de un escaso número de personas. En la mesa de presidencia se encontraban Luis Eduardo Gil Munilla, presidente de la mencionada congregación, el sacerdote D. Jesús Zardoya, canónigo de la Catedral y el escritor y poeta Pepe Alfaro, que actuaba como secretario. Asístió el concejal de cultura del M.I. Ayuntamiento de Tudela Javier Gómez Vidal y algunos miembros del grupo literario Translapuente.

En su discurso, Luis Eduardo Gil Munilla mostró su satisfacción por el éxito de participación en este primer certamen. A continuación Pepe Alfaro nos dio a conocer los datos del concurso en que se habían seleccionado ochenta y siete trabajos que cumplían con las bases establecidas para éste. Según dijo, habían llegado de distintos países como: Uruguay, Argentina, El Salvador, Venezuela, Cuba (8), Colombia, Perú, República Dominicana, Brasil, Mexico, Chile, Ecuador y España. De nuestro pais los poemas procedían de Alicante, Córdoba, Cádiz, Ciudad Real, Valladolid, Málaga, Almería, Baleares, Albacete, Soria, Las Palmas, Palencia, Madrid (6), Álava, Valencia, Zaragoza y Navarra. De Tudela, concretamente, doce obras.

Cristina Rupérez Palomar con su diploma de finalista
Seguidamente dio a conocer los dieciséis finalistas, acreedores del diploma correspondiente, nombrándolos uno por uno. Fueron los siguientes:



ANA, BENDITA ESPERANZA de María Beltrán Fernández – Málaga 
AY MADRE DE LA MADRE de Raúl Oscar Ifran – Buenos Aires (Argentina) 
MADRIGAL A LA ABUELA DE TUDELA de Cristina Rupérez Palomar – Tudela (Navarra) 
SONETO ESCONDIDO de José Antonio Pino Varens – Cienfuegos (CUBA) 
BAJO EL MANTO DE SANTA ANA de José Javier Marín Rández – Tudela (Navarra) 
EN LAS CALLES DE TUDELA de Juan Lorenzo Collado Gómez – Albacete 
SANTA ANA de Jesús María Lorenzo García – Palencia- 
LLENA ERES DE GRACIA de Ana Mª López Gallardo – Móstoles (Madrid) 
A SANTA ANA DE TUDELA de Pablo Alonso Rodríguez – Madrid – 
ORGULLO DE SABER QUE ERES PATRONA de Patrocinio Gil Sánchez – Llodio (Álava) 
A SANTA ANA de Rosendo Gallego Menárguez – Gandía (Valencia) 
DÍPTICO A SANTA ANA DESDE TUDELA de Manuel Terrín Benavides – Albacete 
A SANTA ANA, MADRE DE MARÍA de Juan Manuel Martínez Segorbe – Ciudad Real) 
POEMA A SANTA ANA de Andrés Vitas Blasco – Fustiñana (Navarra) 
PATRONA de Juan Carlos Ariza Bermejo – Tudela (Navarra) 
DOCE VERSOS A LA VIRGEN DE TUDELA de Silvia Asensio García – Madrid- 

Después se dio a conocer el tercer premio, dotado con ciento cincuenta euros y diploma, el poema titulado: “VIRGEN DE MIS NOCHES”, que fue leído por José Isidro López Fumero, miembro de Traslapuente, en ausencia de su autora Celina Ranz Santana, domiciliada en Valderrodilla (Soria).

José Javier Marín Rández con el diploma de finalista


A continuación se proclamó el segundo premio, dotado con doscientos euros y diploma, que recayó el poema titulado: “LA ABUELA Y EL SILENCIO”, que fue leído por su autor Mikel Arilla Álvarez, domiciliado en Tudela (Navarra)


Mikel Arilla Álvarez, segundo premio, leyendo su poema


Por último, el mismo Pepe Alfaro leyó el poema galardonado con el primer premio, dotado con doscientos cincuenta euros y diploma, que lleva por título “SI VAS A TUDELA VISITA A SANTA ANA, SU PATRONA”, por ausencia de su autor Feliciano Ramos Navarro, domiciliado en Montoro (Córdoba)


Pepe Alfaro leyendo el poema ganador del primer premio

El acto concluyó con una alocución muy sentida y amena a cargo de don Jesús Zardoya, canónigo de la Catedral, en la que glosó la importancia de la poesía y los poetas en la vida de todos los pueblos, aun los más pequeños e insignificantes. A mí, personalmente, me pareció un discurso muy digno y apropiado.


Dado que yo no presenté ningún trabajo a este certamen, creo que puedo hablar con total independencia sobre el mismo. Nada que objetar en cuanto a organización, participación y calidad de los trabajos presentados. Sin embargo, la ausencia de los autores a recoger sus premios ha sido algo que ha llamado poderosa y negativamente mi atención. De los dieciséis finalistas, tan sólo dos los han recogido: Cristina Rupérez Palomar y José Javier Marín Rández. Mikel Arilla Álvarez, galardonado con el segundo premio, ha sido el único de los tres laureados presente a la hora de la lectura de su poema y la recogida de la merecida recompensa. Con los tres me une una cordial relación y a los tres felicito no solamente por su premio, sino también por haberle dado al certamen prioridad en su ocupaciones y la misma importancia que le otorgaron a la hora de presentarse al mismo.

No sé si es habitual que los agraciados con una de estas distinciones no estén presentes a la entrega de las mismas. Sé que en otras licitaciones es obligatoria su presencia. Lo que si puedo atestiguar es que estas ausencias tan significativas dan la impresión de que los autores restan importancia al certamen y que éste carece de la suficiente relevancia para que les motive a perder algo de su preciado tiempo. O tal vez sea el escaso valor crematístico de la retribución, extremo conocido de antemano. ¿Otra vez el vil dinero? 

Creo que este ha sido un toque de atención que deberán tener en cuenta los organizadores para ocasiones sucesivas. Quizás deberían modificar algo las bases para el próximo con el fin de dar mayor prestancia y brillantez a un acto como el que nos ha ocupado e incluso al mismo certamen. Si los autores saben que es obligatorio asistir a este acto de entrega, lo tendrán en cuenta en sus agendas o, si no les interesa, no se presentarán. Siempre será mejor esto último, que el desprecio de su ausencia. Esta es mi humilde opinión. 

Para dejar un buen sabor de boca, transcribo el magnífico poema de Mikel Arilla, quien sí supo estar a la altura de las circunstancias:


LA ABUELA Y EL SILENCIO -Mikel Arilla Álvarez-

Nadie ha tocado tu aura hechizante
como lo hacen las luces de un 26 de julio
y su pálido gualda enredado en tu manto

Por eso querríamos ser el aire
ataviado de Ebro que madruga
para que te despiertes

Si el silencio se fuera cuando pasas
teñida en albo y estival mirada
sonarías distinta

El silencio te honra porque evoca susurros

El de la albahaca fresca rozando las camisas.
el de la llama suave adosada en los cirios
o el adoquín eterno que se bebe la cera
colmada de fervor y reverencia

Tienes rostro de abuela, fiel y amable,
de todas las abuelas de la tierra.
Sonríes aunque no se abran tus labios,
embelesas a reyes y a sus reinas,
a fachadas coquetas, a la música,
a los pañuelos rojos que te miran.

El silencio te ama, te venera,
y te ensalza mejor que las palabras.

13 comentarios:

  1. Pues sí, la verdad es que es una pena que los afortunados no acudan a la entrega de premios. Roza la falta de respeto, ¿no?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. No sé si avisaron a todos los finalistas, desde luego a mí no.Es lo menos que se debe hacer por parte de los organizadores.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te avisaron tienes toda la razón. Según me manifestó una de las finalistas asistente, le comunicaron por correo electrónico el acto de proclamación sin decirle que ella era una de las finalistas. No tiene mucho sentido ya que la apertura de plicas había tenido lugar con anterioridad. Quizás sea un fallo por tratarse de la primera edición. Esperemos que lo subsanen. Mi enhorabuena por llegar a ser finalista. Un cordial saludo

      Eliminar
  3. Pues enhorabuena al señor Arilla.
    Y sí, celebrándose en sábado el acto, resulta algo decepcionante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El señor Arilla es un joven que trabaja en uno de los semanarios de la comarca, ha sido compañero mío en el Taller de Escritura Creativa de Pepe Alfaro y mantengo con él una cordial relación. Respecto al acto, a mí me pareció, al menos, deslucido. Saludos

      Eliminar
  4. Hay algunos concursos en los que las bases especifican que, salvo causa mayor, es obligatorio asistir a recooger el premio. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me parece lo más correcto por respeto hacia el público. Abrazos

      Eliminar
  5. Tendrian que haber avisado, posiblemente muchos de los que no fueron y ganaron, no fueron por creer que siempre hay gente mejor. Por eso en la lista de prioridades para ese dia, asistir a la lectura de premiados, estaría muy abajo.
    un saludo

    ResponderEliminar
  6. He buscado en Internet y no he encontrado ninguna publicidad sobre el acto de entrega de premios de este año,el 25 de febrero. Me parece raro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el márketing lo tienen todavía un poco ver. Había muy pocos carteles y avisaron por correo electrónico a los finalistas y ganadores. Te puedo decir que no he visto publicidad ni en su página oficial, salvo que se me haya pasado.

      Eliminar
    2. Quería decir verde. Debo añadir, además, que la entrega de premios se retrasó al 11 de marzo pasado y que yo resulté ser el ganador del primer premio. Un saludo.

      Eliminar

Tu comentario es bien recibido aunque sea anónimo. Muchas gracias por tu atención.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...